martes, 1 de junio de 2010

Argentinidad intermitente

El otro día me llamaron de radio atlántica LU6 de Mar del Plata y su conductora María Delia Sebastiani me preguntó porque la argentinidad se sentía de manera intermitente. Unos días en el año todos nos sentimos argentinos me decía pero después se diluye. Nunca más me llamó para salir al aire, pero me quedé reflexionando sobre esa pregunta…

Es que la argentinidad apela a un "todos" somos argentinos peor que cuando uno empieza a mirar desde más cerca , como si pusiéramos una lupa, empezamos a ver las particularidades de ese "todos somos argentinos" que, al ser una invención para hacernos gobernables, sólo puede darse de manera intermitente. Ese reconocimiento es el que hace que por momentos olvidemos que no todos estamos incluidos en nuestra práctica cotidiana dentro de la patria, en ese "todos somos argentinos" porque cada uno de nosotros vive su cotidianeidad en tanto particularidad. Ejemplos de esas particularidades: los pueblos originarios y sus luchas por 200 años de opresión, los piqueteros, los cartoneros, los 21 millones de argentinos sin cloacas, los jubilados y la deuda del Anses.

Y la Argentinidad durante cinco días hizo aparecer nuevamente el puerto de Buenos Aires sobre las provincias reproduciendo lo que algunas vez se llamó unitarios y federales o civilización y barbarie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada