domingo, 20 de diciembre de 2015

Showmatch atravesado por la matriz de la argentinidad: Entre la novela televisiva y las películas del gran cine nacional

A veces uno no termina de entender desde la primera mirada  el porqué de las elecciones de los espectadores al momento de votar (jugar el juego, finalmente). El que lo mira desde el no juego, piensa tal vez que debería premiarse el mérito (mejores bailarines) y si hay algo que caracteriza al bailando de Showmatch, es todo lo contrario. Nunca gana el mejor bailarín, ni siquiera cuando ganó Piquín (la que ganó fue Noelia Pompa).

El viernes 18/12/15, Polino, en una aproximación brillante de la matriz de la argentinidad (tranquilamente podría ser invitado a dar una charla a nuestra cátedra), lo explicó simple y claramente. Dijo sobre Ailen Bechara:  "Vos representás a la chica del interior que vino, se esforzó, e hizo lo que toda quisiera hacer; estar al lado de Tinelli. Y encima hasta consiguiste novio!!!"

La noche del 18 fue un derroche de la matriz de argentinidad.
Podemos resumirlo así desde lo teórico y en breve lo veremos en la práctica.
La argentinidad como invención para hacernos gobernables refuerza la idea de que todo es igual de una vez y para siempre, que nada cambia aunque así lo parezca, que mejor no haya mucho movimiento y que si así fue, así será.

Los discursos que están allí, aunque no los veamos

Sos mala y lo seguirás siendo. No te queremos ganadora. No te redimirás, por más técnica que tengas, porque llores en cámara, muestres tu familia, o luches a capa y espada por tu sueño. 

En cambio vos, chica pueblerina,  la que vino a buscar un futuro en la ciudad de los buenos aires , que se arriesgó al todo o  nada...esa historia...¡ sí, nos gusta! Podría ser la repetición de la estructura de la argentinidad novelesca de Simplemente María o su reactualización  Rosa de Lejos (Rosa María Ramos, incluye el María de antaño). Ingenua, sencilla, humilde, de un pueblito, el más poblado del partido de Puán, que nos recuerda nuestro destino de grandeza: El modelo agroexportador inscrito en la argentinidad.

¿Es posible que una de las primeras damas del equipo Ideas del Sur le gane?

Y....hasta acá llegamos, Laurita y Fede, buenos pibes.
De ella nos gusta su ternura, que con el productor  forman una lindísima pareja. Ella es muy fresca y natural....(ver comentarios), pero y sobre todo, ¡¡se reconciliaron!! Podríamos decir que la reconciliación con el amor pasado es uno de los discursos que más se reconstruye en las telenovelas, luego de varios desencuentros y,  que es otro de los motivos que hace que la historia alcance los corazones.

Y aquí vuelven dos personajes de este año del bailando.

Por un lado la segunda primera dama, que queda en camino, por un lado tiene su respaldo, pero es la imagen de la desolación y el desamparo, de la que espera que le den, lugar, amor, se autocompadece.


Las tres parejas...demostraron un saber, casi excelso, en algunos casos: bailar.

Pero, y nuevamente ella, la de la sonrisa franca, que se esforzará, seguirá los consejos de los que saben y le dicen que estudie, porque el amor de la gente ya lo tiene y...lo hizo solita, no tiene quien la respalde, ni le aliviane el recorrido en el camino; buena compañera, su llanto es genuino. Se la jugó y pudo. Podríamos llamarla "Una pícara soñadora".

En este juego de argentinidad se pone sobre la mesa argentina cierta moral argentina que se interroga y establece  lo que es normal y anormal, lo que es bueno y malo, quien gana y quién pierde; y quien en definitiva nos hace ser y hacernos reproductores de una argentinidad que todos llevamos inscrita en los cuerpos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario